VALLECILLO, Ángel

Inicio/VALLECILLO, Ángel

VALLECILLO, Ángel

Biografía

Ángel Vallecillo (Valladolid, 1968) es escritor, pero también son conocidas sus facetas como fotógrafo, guionista y director de cine. Su búsqueda literaria es una lucha permanente contra el anquilosamiento narrativo por lo que ha buscado en cada uno de sus libros nuevas formas de expresión, lo que le ha llevado a adentrarse en numerosos campos artísticos como la fotografía, el guión, el cómic, encargos como negro literario o la dirección de la película documental Mar de Nadie (2009).

   Una de sus novelas más representativas sobre su ambición literaria es Colapsos, un tour de force de técnicas y estilos con el que ganó el premio Miguel Delibes 2006. Esta novela, ambientada en un colapso económico financiero mundial, ha sido vista por algunos como el primer libro sobre la crisis mundial de deuda.

   En 2008 representó a España en el Festival de Novelistas Europeos en Kiel, Alemania, y en 2011 fue uno de los seis escritores elegidos para representar a Castilla y León en la Feria Internacional de Guadalajara.

Obra

Narrativa:

Los Comedores de Tierra (1999)

La Sombra de una Sombra (2001)

Mar Atlante (2002)

Colapsos (2005)

Hay un millón de razas (2008)

Bienvenido a La Graciosa (2012)

Los 80 Diablos (2012)

Premios

Premio Miguel Delibes 2006, por Colapsos

Poética

Un texto es tanto más enriquecedor cuanto más desprende lo escrito de no escrito.

Texto

Alcanzado el centro exacto del vacío, la nada se expande (Apuntes al natural, 2012).

 

“La gente tiende a considerarse inteligente cuando en realidad no demuestran más que una mera habilidad en una disciplina de la vida. El principio que define la superioridad de un ejemplar sobre otro no es la inteligencia, sino la aniquilación del adversario, la supervivencia del mejor adaptado, y eso nos obliga a aprovecharnos de todas las armas de las que disponemos.

Vivimos un nuevo orden. El Colapso nos pilló a todos por sorpresa. La minoría que explotábamos a la mayoría debimos haber previsto su hartazgo, que nuestros esclavos productores consumistas no soportarían por más tiempo la desigualdad y se rebelarían contra nosotros. Cuando los excluidos supieron que la violencia era el arma que necesitaban para destronarnos, nuestra suerte estaba echada: su victoria era fácil toda vez que ellos eran más. En la guerra abierta, como en la democracia, la mayoría es el arma definitiva.” (Colapsos, 2005)

Subir