ULLÁN, José Miguel

Inicio/ULLÁN, José Miguel

ULLÁN, José Miguel

Biografía

José-Miguel Ullán (Villarino de los Aires, Salamanca, 1944) estudió en Salamanca, Madrid y París. Paralelamente a su creación literaria, ha desempeñado diversas actividades en el campo del periodismo cultural: director de las emisiones en lengua española de France Culture (ORTF), subdirector de Cuadernos Guadalimar, responsable de varios programas en Radio Nacional de España y Televisión Española, subdirector del periódico Diario 16 (donde fundó el suplemento Culturas) y adjunto a la presidencia del mismo grupo editorial. Ha sido columnista del diario El País. Creó y dirigió la colección Poesía/Cátedra. Codirector de la editorial Ave del Paraíso. Miembro del Patronato del CGAC y comisario de numerosas exposiciones de artes plásticas. Falleció en Madrid el 23 de mayo de 2009.

 

Obra

POESÍA

1965: El jornal.

1965: Amor peninsular.

1966: Un Humano Poder.

1970: Mortaja.

1970: Antología salvaje.

1970: Cierra los ojos y abre la boca.

1972: Maniluvios.

1975: Frases.

1976: De un caminante enfermo que se enamoró donde fue hospedado.

1976: Alarma.

1977: Abecedario en Brinkmann.

1978: Zóbel / Acuarelas.

1979: Soldadesca.

1984: Manchas nombradas.

1985: Rumor de Tánger.

1993: Favorables Cancún: poema seguido de La dictadura del jaykú.

1993: Visto y no visto.

1994: Razón de nadie.

1994: Ardicia (Antología poética, 1964-1994).

1995: Testículo del Anticristo.

1999: Órganos dispersos.

2002: Ni mu.

2003: Con todas las letras.

2004: Amo de llaves.

2008: Ondulaciones: poesía reunida (1968-2007).

2010: Tortuga busca tigre. 

2010: Lámparas. 

 

COLABORACIONES CON PINTORES

1976: Adoptio in fratrem. Con Antonio Saura. 

1976: Alarma. Con Eusebio Sempere.

1977: Experiencias de amor de don Juan de Tassis, conde de Villamediana y correo mayor de Su Majestad. Con Enrique Brinkmann.

1977: Bethel. Con José Hernández.

1978: Responsos. Con Antonio Saura.

1982: Doble filo. Con Matías Quetglas.

Funeral mal, compuesto de los siguientes volúmenes:

1978: Adoración. Con Eduardo Chillida.

1978: Ardicia. Con Pablo Palazuelo.

1978: Acorde. Con Vicente Rojo.

1980: Asedio. Con Antonio Saura.

1981: Anular. Con Antoni Tàpies.

1985: Almario. Con Joan Miró.

1990: Tardes de lluvia. Con Vicente Rojo.

1992: Animales impuros. Con José Luis Cuevas.

1992: Alfil. Con José María Sicilia.

1995: El desvelo. Con Antoni Tàpies.

1995: Si hay que tener. Con Denis Long.

1996: Sentido del deber. Con José Manuel Broto.

2004: Broto. Rever. [et. al.] Catálogo de la exposición.

2010: Interior de conserva ante un dilema. Con Evru. 

 

COLABORACIONES CON COMPOSITORES

1974: Torneo (1974). Música de Carlos Pellegrino, C.N.R.S.

1978: Pocket Zarzuela (1978). Música de Luis de Pablo.

1996: Relámpagos (1996). Música de Luis de Pablo.

2006: Circe de España. Música de Luis de Pablo.

2008: Trío de doses. Música de Luis de Pablo. 

2008: Entre la sombra. Música de Luca Mosca. 

 

TRADUCCIÓN

1977: Edmond Jabès, Transparencia del tiempo. Con Eusebio Sempere.

1982: Jacques Dupin, Una apariencia de tragaluz.

 

OTROS

1975: Parábola. Homenaje a León Felipe. 

1977: Las soledades de Francisco Peinado.

1977: Bodegón. Homenaje a Juan Gris. 

1977: Novela rosa. 

1991: Perrería. Homenaje a Augusto Monterroso. 

2000: Tàpies en Silos.

2000: Sicilia en Silos.

2002: Tàpies, ostinato.

2003: No me preguntes cómo llegué hasta aquí. Homenaje a Manuel Padorno

2005: Como lo oyes (articulaciones).

2005: Escalera primera.

2007: Volcanes construidos. Con Vicente Rojo. 

2008: Agrafismos. 

2008: Mecánica del vuelo: en torno al poeta Aníbal Núñez.

 

 

Premios

 

Poética

todo es azar el papel

y la herida que lo habi
ta mas necesita eso sí
un raro candil – la sed

(De "Límites del poema", tomado de Maniluvios, Barcelona, El Bardo, 1972, p. 25).

 

Esto es una estructura que, al destruirse, canta lo más allá cantado en ausencia de red;
así es: lo toma por ser menos, lo compromete en todo, lo desemboca:

Nada que ver, teoría del único sentido
-sopla la sangre sobre la blanca melodía (…) desenreda la voz del desconsuelo aunque no logre darle alcance o expresión, vida cautiva-,
con lo que no se reconoce hechizado, casi sin habla, por el camaleón que, hecho a la idea, brilla (ceniza prometida, zig-zag del casi) cuando algo descolorido, anhelante y falto de sombra, ya apagado el candil, se asoma a la noche impasible de la topera y sueña («ahora) con mantener allí su palabra (o nunca»), tu distancia cordial, su sobresalto, tu titubeante fluir, su esquina, tu aire, su cedazo, tu caricia, su doblez, tu unidad y esa otra voz de nadie, resucitada -aún débil, cuando la mano, al excavar, reescribe lo que no acaba de dejar de oír:

¿Qué es esto que yo no he sido?

(De "Poética", tomada de El último tercio del siglo (1968-1998), Madrid, Visor, 1999, p. 162).

 

 

 

Texto

 

(LA POESÍA NO TIENE SENTIDO)

I
En la noche risueña del destierro, libre ya de la ley y del instinto, un charco de agua clara me detuvo. Mojo el dedo cordial trazando un círculo y su humedad al paladar le encasca.
Boca del lobo: donde renace el sinsabor, la palabra acecha. Acre es la música cibal del signo.
Yo le sacó la lengua, alargo el paso.

II
Llora, porque toda mirada entraña error .
Mas los andrajos, horca, palio y cruz no morirán por este llanto. Mejor, fulgir a solas y rezar en balde. ¿Como el topo? Así; dueño de la penumbra y de su asfixia.
Hablando por hablar. A ciegas. Ojo del corazón, quema el paisaje.

III
Persistente, la rosa. Esclavos somos de raíz. Rosa hedionda, zozobra y estupor de la mordaz melancolía.
A la fosa nasal llama la Historia con sus inciensos categóricos. Corre el verso al runrún del sacrificio, de mar a mar y seductor .
¡Musa servil! Sobre tu altar, un huracán de esperma.

IV
El sordo dios: la carcajada inmóvil.
Murmullo de otra luz será tu fe. Aléjate de la expresión forzada o del silencio amilanado. Oye tan sólo la armonía neutra de lo indeciso e indomable. Deja abierta la puerta más sumisa.
Esa ignorancia zumbará en tu oreja. Fraternalmente.

V
Si la mano va y pierde la cabeza y, en un doble ademán de supresión, rompe la flecha y borra el blanco, ciérrase luego sobre el. gran reloj, sangra y se ofrece al vilipendio abyecto, nada esperes que iguale esta pasión, Teoría.
A todo lo demás diles que bueno.

(De García Moral y Pereda, Joven poesía española, Cátedra, Madrid, 1979).

 

 

 

 

 

 

Subir