SANCHEZ ROSILLO, Eloy

Inicio/SANCHEZ ROSILLO, Eloy

SANCHEZ ROSILLO, Eloy

Biografía

Nació en Murcia, el 24 de junio de 1948. Es profesor de literatura española en la Facultad de Letras de su ciudad. Colabora en numerosas revistas literarias y sus poemas figuran en las antologías más representativas de la poesía actual. Alguno de sus libros y muestras más o menos extensas de su poesía han sido traducidos a diversos idiomas.

Obra

-POESÍA:

Maneras de estar solo (1978).
Páginas de un diario (1981).
Elegías (1984).
Autorretratos (1989; 1989).
Las cosas como fueron (1974-1988) (1992; 1995).
La vida (1996; 2003; 2003).
Las cosas como fueron (Poesía completa, 1974-2003) (2004)..
La certeza (2005).

-ENSAYO:

La fuerza del destino. Vida y poesía de Luis Cernuda (1992).
Andrés Trapiello (1994). Junto a otros.

-TRADUCCIÓN:

Antología poética de Giacomo Leopardi (1998).

Premios

1977: Premio Adonais por Maneras de estar solo.
2006: Premio de la Crítica de Poesía por La certeza.

Poética

«Me parece que ya no está uno en edad de escribir poéticas. Las considero un entretenimiento más bien juvenil. Por los demás, ni siquiera de joven fui yo muy dado a ellas. Se trata de un género del que siempre he descreído. Suelen valer de poco; como se sabe, nunca se corresponden del todo con la obra de quienes incurren en escribirlas. ¿Qué sentido tiene el decir que la poesía de uno es esto o lo otro o lo de más allá? No hay que elucubrar: hay que hacer. También en poesía el movimiento se demuestra andando. Para bien o para mal, la poética verdadera de un poeta está siempre muy clara en sus versos, sin desajustes, sin abstrusas o interesadas cavilaciones, sin trampa ni cartón. Invito, pues, al lector a pasar deprisa por esta página, y a comprobar por sí mismo en las siguientes qué pienso yo de la poesía y de todo lo demás, es decir, de la vida.»

(De El último tercio del siglo (1968-1998). Antología consultada de la poesía española, Madrid, Visor, 1999, p. 367).

Texto

PRINCIPIO Y FIN (1996)

Puede ser que te digas: «El verano que viene
quiero volver a Italia», o: «El año que hoy empieza
tengo que aprovecharlo; con un poco de suerte
acabaré mi libro», y también: «Cuando crezca
mi hijo, ¿qué haré yo sin el don de su infancia?».
Pero el verano próximo, en verdad, ya ha pasado;
terminaste hace muchos años el libro aquel
en el que ahora trabajas; tu hijo se hizo un hombre
y siguió su camino, lejos de ti. Los días
que vendrán ya vinieron. Y luego cae la noche.
A la vez respiramos la luz y la ceniza.
Principio y fin habitan en el mismo relámpago.

(De La vida, Barcelona, Tusquets, 1996. Tomado de El último tercio del siglo (1968-1998). Antología consultada de la poesía española, Madrid, Visor, 1999, pp. 386-387).

Subir