Enlaces

Fundación Jorge Guillén
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
Fundación Miguel Delibes
Festival du Premier Roman

Índice

A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z

PROVENCIO, Pedro


 

Biografía
Obra
Premios y reconocimientos
Poética
Texto
Bibliografía
Enlaces
Email

 Subir

Nació en Alhama de Murcia en 1943. Es Licenciado en Filología Hispánica. Fue Asistant Teacher de Español en Londres y Lector de Español en las universidades de Saint-Etienne y Lyon (Francia), donde amplió estudios de Lingüística. Ejerce como Profesor de Enseñanza Secundaria en Coslada (Madrid). Ha sido Asesor Técnico Docente en el Ministerio de Educación durante diez años. Está casado y tiene un hijo.


 Subir

- POESÍA:

Tres ciclos (1980).
Forma de margen (1982).
Es decir (1986).
Tiempo al tiempo (1991).
Embrión (1991).
Deslinde (1995).
Modelado en vacío (2001).
Eso y nada (2001). Plaquette.
Ciento cuatro días (2003).

Onda expansiva (2012).

 

- OTRAS:

Poéticas españolas contemporáneas. Vol I (La generación del 70). Vol II (La generación del 50) (1988).
Guía de lectura de la poesía española contemporánea (1939-1989)
Poésie espagnole. Les nouvelles générations
(1994).
Antología de la poesía erótica española e hispanoamericana (2003).
Buenas noticias para el lector de poesía (2005).

Las flores de mal (2009). Traducción de francés, de Charles Baudelaire.

-NARRATIVA:

Ejercicios de astucia (1975).

 Subir

1982: Premio de Poesía "Francisco de Quevedo" del Ayuntamiento de Madrid.
1986: Premio de Poesía "Luis de Góngora" de la Diputación de Córdoba.
1991: Bienal de Poesía de León.
2003: Premio de Poesía "Grabriel Celaya" de Torredonjimeno (Jaén).


 Subir

 

HOMENAJE A MATERIAL MEMORIA

Para decir lo justo
hay que decirlo todo
y arriesgarse
a que el exceso minucioso hiera
exactamente donde
la voz coincide con su propia historia.

Porque el lenguaje tiene una justicia
ilimitada.
Y no perdona a nadie.

 

 


 Subir


IDA Y VUELTA

Si yo tuviera un sitio adonde ir,
me iría a un valle azul que ya no existe
donde a las hierbas tiesas tanto les gusta mi
anhídrido carbónico.

Si yo tuviera un sitio adonde ir,
me iría a un pueblo en flor que ya no existe
donde el odio estercola los naranjos
y el amor quiere irse.

Si yo tuviera un sitio adonde ir,
me iría a una casa hecha de tierra
y de nidos de araña donde alguien
que ya no existe sueña.

Si yo tuviera un sitio,
un rodal requemado adonde ir
para ahorrarle a mi imaginación
el esfuerzo de hacer como que existo,

me iría a ver cómo le ciega el sol
las gafas a mi padre mientras oigo
en su voz o en la mía, ya no sé,
"tú de mí no te escondas cuando quieras llorar".

(De Tiempo al tiempo, p. 22, 1991).

 


 Subir

 


 Subir

 


 Subir