Enlaces

Fundación Jorge Guillén
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
Fundación Miguel Delibes
Festival du Premier Roman

Índice

A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z

SOTUELA ELORRIAGA, Lur


 

SOTUELA ELORRIAGA, Lur

Biografía
Obra
Premios y reconocimientos
Poética
Texto
Bibliografía
Enlaces
Email

 Subir

Lur Sotuela Elorriaga nació en Bilbao en 1978. Pronto se traslada a Madrid, donde fija su residencia y donde vive actualmente. Trabaja desde muy joven en el mundo del libro. Ha sido librero y editor. Es director de la revista literaria editada por Eneida editorial, llamada El invisible anillo. Ha publicado relato corto, poesía visual, poesía y ensayo. Sus cuentos y poesías aparecen en antologías y libros colectivos publicados en España y en el extranjero. Colabora regularmente con periódicos y revistas nacionales e internacionales.

 Subir

Poesía:

La espada rota (2007)
La rebelión de las letras (Poesía experimental) (2009)
Los espejos salvajes (2012)
Los cantos de Lorelei (2013)

Narrativa:

Crónicas de lo imposible (2011)
Alucinario (2013)

Ensayo:

En la movilidad de un tiempo esquivo (2008)

 Subir

Premio Provincia de Guadalajara de Poesía (2008)
Premio Poesía de Ciudad de Villarrobledo (2009)

 Subir

En la poesía:

Busco construir mi poesía desde el concepto más ancestral del lenguaje, despojando de pretensiones estilísticas la palabra y tratando que la voz se deje escuchar. La temática y el tono transitan por un tenue universo épico, en el que la tragedia de existir se busca comprender. En todos los poemas existe una intención metafísica, desde la que depuro mi escritura hasta dejar desnuda la palabra para que quede reducida al signo, al símbolo puro.


En la narrativa:

En el relato me interesan lo imposible, lo fantástico, lo inesperado. El punto de inicio de mi trabajo narrativo es la certidumbre de que la percepción de la realidad es subjetiva, y todos nos encontramos gravitando en esa confusión existencial. Desde la opacidad de una realidad aplastante, mis personajes se encuentran con que el mundo fantástico e imaginario le sirve para resolver de un modo inconcluso las inquietudes vitales que se plantean.

La imaginación más feroz, el humor, muy negro en ocasiones, sirve a mis historias para recrear y replantear las reglas del absurdo de existir. La idea es ir generando un universo propio y original, con historias levemente conectadas, con estructuras de espejo, y personajes que transitan por ese mundo acuciado por la fantasía, para resolver esas dudas, miedos y sueños que palpitan en todos nosotros.

Creo en la precisión y en el ritmo. Son dos elementos imprescindibles para escribir cualquier historia. Asimismo en la luz que puede aportar el adjetivo, pero también en su sombra;
Creo en la magia de la literatura, y eso, en definitiva, es lo que trato de hacer.

 Subir

Texto Narrativo

Itinerario para desmemoriados
Alimenta de silencio tu espacio íntimo para que se acostumbre a tu ausencia, dibuja en la cama el vacío inquieto que reemplazará a tus sueños e inventa una profunda nada que fingirá ser tú y caminará silbando distraída por las habitaciones de la casa pensando en tus secretos. Traza en el aire los senderos para que el polvo habite tus silencios y no olvides trasvasar desde el grifo unas transparentes gotas de agua hasta la silueta indefinida de cada planta, de cada jarrón. La maleta y, dentro, unas llaves de repuesto. Tres pantalones largos, seis camisas, muchos calzones, ocho camisetas y media, dos pantalones cortos. Unos cuantos pares de calcetines negros. Alguno blanco. El reloj. Una caja invisible para guardar las sorpresas y recuerdos. Un jersey. Dinero y varias tarjetas de crédito. Un par de libros. Un bolígrafo azul y un cuaderno viejo, de pastas grises, para escribir versos que siempre navegarán por esas páginas, inacabados, orgullosamente inconclusos. Una navaja multiusos. Una diminuta linterna. Unas cerillas. El deseo recóndito de que el itinerario no sea el previsto. El móvil. El cepillo de dientes, la pasta, las cuchillas de afeitar, la blanca espuma. El cortaúñas. Una camiseta más. El cargador del móvil. Gel, champú, y unas galletas de chocolate por si entra hambre. Un bañador, bueno, mejor dos. Chanclas. Cierra la entrada de agua y del gas. El gastado pasaporte. Tu soledad. Apaga la luz. Tu sonrisa. Cierra la puerta. Ahora, corre, baja las escaleras de tres en tres, corre, coge un taxi, págale, coge tus maletas, y después, en el aeropuerto, pierde por tan solo cinco jodidos minutos el avión.

(de Crónicas de lo imposible, 2009).







Texto poético:

INDEFINIDO
El transparente tacto del mundo descifra tu párpado,
el desconsuelo hipnótico que se prolonga por tu cuerpo
para ofrecerte la imprecisa esperanza del insomnio
donde la soledad reposará sin sueños en su vaina,
y en ti se embriagará de vida la palabra.

Como un viento que, informe, edifica lo
que no existe más que en su profundidad,
así tu tiempo, en ti fragmentado y desvanecido,
fugaz e inalcanzable, funda tu argumento y
la manera de escuchar los latidos, de amar
esta desesperanza, esta profunda desesperación.

Como un significado sin significante,
voz sin palabra a la que le inventas sentido,
así tu vida; sueño que nombra a la lluvia,
hombre que inventa un cuerpo para su muerte.

Extravías el conjunto de las íntimas direcciones
donde eres múltiple y único en la memoria.
Así tu mirada el límite, y tu sed el desconcierto.

(De Los cantos de Lorelei, 2013)

 Subir
 Subir
 Subir