Enlaces

Fundación Jorge Guillén
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
Fundación Miguel Delibes
Festival du Premier Roman

Índice

A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z

IRIBARREN, Karmelo C.


 

Biografía
Obra
Premios y reconocimientos
Poética
Texto
Bibliografía
Enlaces
Email

 Subir

 

San Sebastián, 1959.
 


 Subir

 

- POESÍA:

Bares y noches (1993), plaquette.
La condición urbana (1995).
Serie B (1998).
Desde el fondo de la barra (1999).
La ciudad (antología 1985-2001) (2002). Nueva edición corregida y aumentada, 1985-2008 (2008).
Seguro que esta historia te suena: poesía completa (1985-2005) (2005).
El tamaño de los sueños (2006), antología.
Ola de frío (2007).
Atravesando la noche (2009).

Ola de frío (segunda edición) (2009)

Versos que el viento arrastra (2010)

Un leve guiño de luz hacia la sombra. La poesía de las cosas (1985-2001) (2011)

Otra ciudad, otra vida (2011)

Seguro que esta historia te suena. Poesía completa (1985-2012)  (2012)

Las luces interiores (2013)

TRADUCCIONES DE OBRAS PROPIAS A OTROS IDIOMAS:

Gainontzekoa, kontuak dira (2000), antología en euskera.

PRESENCIA EN ANTOLOGÍAS:

Poesía española contemporánea (1997).
Viento de cine. El cine en la poesía española de expresión castellana (2002).
Poesía vasca contemporánea (2003).
Efectos secundarios (2004).
Poemas para cruzar el desierto (2004).
Poesía para bacterias (2008).
Resaca/ Hank Over (2008).
Poesía viva. Poetas vascos en castellano (2009).

Viscerales (2011)

Nínfulas (2011)

Aquel agosto de nuestras vidas y 100 balas de plata clandestinas (Antología-homenaje al Planeta Clandestino) (2012)

Diez de diez. Poesía española reciente (2012)

Disociados. Antilogía. El Ángel, Karmelo C. Iribarren, Roger Wolfe y David González (2013)

El libro de Adiós. Antología de la muerte. Cuentos, poesías y fotografías (2013)

 


 Subir

 

 


 Subir

 

Nada en los versos de Iribarren responde a un programa, sino a la vida, su vida, vivida o malvivida; de ahí la presencia del humor y de la ironía, de la noche, el alcohol, las mujeres reales y las entresoñadas, las calles de su ciudad, las gentes con quien por un instante se cruza o ve tras un cristal o en la barra de un bar y también el peso cada vez más grave del paso de los años. De ahí esa mirada suya tan desapegada y tan cercana, tan antisentimental y tan sentimental a un tiempo. Sus poemas, hablen de lo que hablen -y hablan de muchas cosas- hablan siempre de él mismo, es decir, de todos nosotros, sus lectores; quien los lea tocará, como quería Whitman, no un libro sino un hombre.

 


 Subir

 

POBRES DIABLOS

 

          Para Harkaitz Cano

 


Aunque nos cueste admitirlo
cómo nos alegra
comprobar
que aquel viejo colega
-al que no habíamos visto-
desde vete a saber cuándo-
tampoco ha llegado
a ningún sitio,

que en el fondo no es más
que un pobre diablo,
como nosotros,

y que el cabrón de él
se alegra de lo mismo.

 

 


LOS SUEÑOS


Lo fueron todo
y ya los ves
ahora,

abatidos por los días
iguales,

como pasquines en los charcos.

Vivir
se reduce
a esquivarlos.

 


EL AMOR


Como el viento que encuentra
una rendija
y se cuela en la habitación
y lo desordena todo
libros
facturas
poemas
               así llega
en la vida
el amor.

Nada es igual a partir de entonces,
ese caos
es la felicidad.

Pero un día habrá que recoger.

Suerte si no te toca a ti.

 

 

 

AL CAER EL SOL


Nunca lo he visto antes,
pero conozco
a ese hombre.
                         (Si me acercase,
distinguiría en sus ojos
ese brillo gastado,
como sin vida,
que tanto me recuerda, por cierto,
a los oficinistas
de mi infancia).
                              Pronto
se llevará la cerveza a los labios,
le dará un sorbo,
y volverá a dejarla
suavemente sobre la barra.
Sin prisa. No la hay. No le hace falta.
Nada nuevo va a ocurrir
y lo sabe. Se encuentra
más allá de la esperanza,
en su perpetuo
atardecer.

Conozco a ese hombre, sí,
y me da miedo.

A veces, de madrugada,
poco antes de acostarme, me mira
desde el espejo.

 

 

 

LA FOTO DE RAYMOND CHANDLER


Levanto la vista y lo veo sobre la balda,
con su pipa y su sonrisa de borracho.
Para mí que se acaba de meter un lingotazo
entre pecho y espalda
y que le está subiendo ahora mismo.
En sus ojos ese brillo acerado
del que sabe que estás pasándolas putas
porque también se ha visto ahí.
Es decir, aquí, frente
a este maldito folio en blanco
al que no sé muy bien qué contar.
Las ideas son veneno, dijiste,
cuanto más razonas, menos creas.
Cuánta verdad, amigo Chandler, cuánta verdad.
A veces lo mejor es soltar lastre,
dejar toda tu impotencia en el papel.
¿Que te pone verde algún crítico?
El tiempo le pondrá amarillo a él.

 


 Subir

 

BARRERA, J. M., "Un diario a la intemperie", ABC, suplemento Cultural (1998).

BERRIO, Iñaki, "Versos de un camarero", El Diario Vasco, suplemento Devórame (23 de mayo de 1997), p. 12.

CASTELLANO, Jesús R., "En el autobús fusilando a Karmelo C. Iribarren", Lunula, 10 (1995), p. 97.

COMENDADOR, Luis Felipe, "La poesía necesaria", Ajoblanco, 94 (marzo de 1997), p. 70.

JUARISTI, Felipe, "Filosofía moderna", El Diario Vasco, suplemento Focus (2 de octubre de 1999), p. 20.

KARYM, Darío, "La condición urbana", Ficciones, 6 (octubre de 1995), p. 7.

LÓPEZ MERINO, Juan Miguel, "Aproximación a la obra de Karmelo C. Iribarren", Tonos digital, 8 (diciembre 2004): http://www.um.es/tonosdigital/znum8/estudios/12-iribarren.htm

PENALVA, Joaquín Juan, "De la ciudad al frío", prólogo a La ciudad, Madrid, Renacimiento, 2008.

VILLENA, Luis Antonio de, "Realismo limpio", en Teorías y poetas, panorama de una generación completa en la última poesía española, Valencia, Pre-Textos, 2000, pp. 185-186.

VILLENA, Luis Antonio de, "Lo más inmediato", Periódico de Cataluña, 8 de marzo de 2007.

WOLFE, Roger, «Desesperante tragicomedia», El Mundo, suplemento La Esfera (22 de julio de 1995), p. 9.

 


 Subir
 Subir


karmeloiribarren@yahoo.es