Enlaces

Fundación Jorge Guillén
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
Fundación Miguel Delibes
Festival du Premier Roman

Índice

A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z

MARÍN SAURA, Juana J.


 

Biografía
Obra
Premios y reconocimientos
Poética
Texto
Bibliografía
Enlaces
Email

 Subir

Nació en Murcia (España) el uno de Diciembre de 1953. Cursó estudios de Literatura y Artes Plásticas. Fue cofundadora de la que fuera Revista Cultural, Azahara. (Murcia, 1978-1980). Es articulista y colaboradora en medios de comunicación. Como escritora es invitada a Colegios, Institutos, Universidades y como profesora a Talleres Literarios. Escribe para libros de Arte y es
autora de textos para catálogos de artistas como Lucio Muñoz, Mariano González Beltrán, Claros, Rosa Vivanco, Pepe Yagües, Perla Fuertes, Galindo, Silvia Viñao, etc.
Ha sido incluida como poeta en Antologías (nacionales e internacionales), Diccionarios, Enciclopedias, Revistas Literarias, Catálogos de Arte y libros especializados.



 Subir


POESÍA

Desde el fondo mismo (1975).
El silencio de las lilas (1984).
Rondó Veneziano (1985).
Pagoda de diamantes (1988).
El rastro del pincel (1988).
No son ángeles (1988).
A través de la luz (1990).
Para detener el tiempo (1990).
Habitar el aire (1996).
Del azul (2000).
A veces (2002 y 2003).
Carta de navegación (Poesía 1975-2005) (más el inédito titulado El ovalado cerco de la luna) (2006).
Instante (2007).

TRADUCCIONES DE OBRAS PROPIAS A OTROS IDIOMAS:

Transcritos por la ONCE /Madrid (España) al Sistema "Braille" los libros de poemas:
A través de la luz (1996)
Habitar el aire (1998)
Del azul (2001)


OTRAS:

Desde la amistad, para Mª Pilar López (2004). Libro homenaje. Edición, coordinación y notas de Juana J. Marín Saura.


 Subir


1989: "Premio Internacional de Poesía Zenobia".


 ^ Subir
 Subir

A LO LARGO DEL TIEMPO, he perseguido la idea de que mis escritos y poemas fuesen como una suave caricia; fragmentos luminosos de aromas invisibles. Imágenes amables, hermosas gotitas de oxígeno que cubrieran de transparentes alas, los ojos de todos y cada uno de los lectores que pudiera atraer.

          La escritura es mi remanso... el ángel invisible que me dicta. Mi soñada isla, mi faro en la distancia. Ese lejano país que me aguarda con sus aventuras y sorpresas... Mi lágrima y mi risa.

          Vivo la palabra como el mar que amo, el cielo más azul y la ternura más sutil; como esa pluma en suave descenso por el aire... mi lucha, mi palacio y mi rey...

          Escribo para compartir, recibiendo más de lo que ofrezco; es la amistad y la conversación pausada, el paseo al atardecer del brazo de algún ser querido. Un rayo de luz en el horizonte...

          La poesía es mi refugio y mi defensa ante la incomprensión y el desamparo, ante el horror y la maldad, ante la injusticia, la envidia y la agresión. Mi salvación y mi mundo más auténtico. Es la magia del misterio... mis días y mis noches, el universo entero y sus astros. Todos los relojes. Lo espiritual. El faro luminoso que me orienta el rumbo. Es... la orilla en la que recuesto mi cansancio acumulado, mi dolor y mi prisa... la búsqueda constante de la belleza más sublime.

          Sueño con que mi obra se reciba, como la ilusión fresca de un agua cristalina transcurriendo libre por un espacio misterioso y atractivo...

          Deseo que a mis escritos y poemas se llegue, igual que a la primera cita con un gran amor...


 Subir


DESISTO

Desisto de esos ojos
color a brillo de locura,
a brillo de noche dislocada,
a mañana perversa
a noche rota.
Desisto y me abrazo a Maļakouski,
a Eliot, a Vallejo,
a Rimbaud, a Cernuda...
y a tantos que comparten la aurora que divido
y muerdo y trenzo sus cabellos
como si de un animal hermoso se tratara,
porque odio lo estrangulado de la espera,
los ombligos rociados con azufre,
ese holocausto de versos con ojeras azules.

(De El silencio de las lilas, 1984)


ME PONDRÉ una chaqueta verde
para atraer la esperanza
y un pañuelo de olvido en la solapa.

Me pintaré con rojo fortísimo
un corazón entre los labios,
y colocaré un exótico alfiler
                                          ajustando los miedos,
sobre el botón primero de mi blusa.

Calzaré los botines que sepan trasladarme
hasta la decisión de los intrépidos,
y me levantaré temprano,
y me cubriré los ojos
                                con grandes gafas negras,
y no me detendré a pensar
que pueda ser demasiado tarde
                                                              para todo.

(De A través de la luz, 1990)


VOLVER A MANHATAN

No creáis que porque use botas puntiagudas
exactas a las de Bob Dylan
ha dejado en el olvido las alas de los ángeles,
el azul, la mirada atenta hacia los bosques,
la música de rock o las estrellas.

Todo, todo forma parte de su mundo,
de la ruidosa vida que transforma
                                          cable a cable en silencio,
en sonrisa, en el gesto tierno de unas manos.
Ese compartir con Teresa, la voz,
                                          la imagen y los libros.

Nuestro alegre deseo de volver, una y mil veces
                      a las amplias avenidas de Manhattan.

(De Del azul, 2000)


 ^ Subir

BARCELÓ JIMÉNEZ, Juan, "Poesías completas de Sánchez Bautista, y Carta de navegación de Marín Saura", Murgetana, nº 114, 2006 , pp. 219-23.

ROSALES, Héctor, "Marín Saura, Islazul", Revista electrónica de literatura mexicana, nº 10 (enero-marzo 2001), http://ilianar.tripod.com/diez/in-10-3.htm.


 Subir
 Subir
 Subir