Enlaces

Fundación Jorge Guillén
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
Fundación Miguel Delibes
Festival du Premier Roman

Índice

A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z

ANDREU, Blanca


 

ANDREU, Blanca

Biografía
Obra
Premios y reconocimientos
Poética
Texto
Bibliografía
Enlaces
Email

 Subir

Nacida en 1959 en La Coruña, Blanca Andreu vivió durante su infancia y adolescencia en Orihuela, Alicante y Murcia. A los veinte años se traslada a Madrid, y con solo veintiún años publica su primer libro, De una niña de provincias que se vino a vivir en un Chagall, con el que ganó el premio Adonais. En 1982 publica su segunda obra, con la que obtuvo el Premio Mundial de Poesía Mística Fernando Rielo. Un año más tarde contrae matrimonio con el novelista Juan Benet, que moriría en 1993. A raíz de la muerte de su marido, Blanca Andreu se traslada a La Coruña, ciudad en la que vive actualmente. Sus incursiones en la poesía visual demuestran su interés por la dimensión plástica y lúdica de la poesía. Está considerada por muchos críticos como una voz innovadora en el panorama de la actual literatura española.


 Subir

- POESÍA:

De una niña de provincias que se vino a vivir en un Chagall (1981).
Báculo de Babel (1986).
Elphistone (1988).
El sueño oscuro (Poesía reunida 1980-1989) (1994).
La tierra transparente (2001).
Antología mínima (2003).

Los archivos griegos (2010).



 

 Subir

1980: Premio Adonais por De una niña de provincias que se vino a vivir en un Chagall.
1981: Premio de Cuentos Gabriel Miró.
1982: Premio Mundial de Poesía Mística Fernando Rielo por Báculo de Babel.
1982: Premio Ícaro de Literatura.
2001: Premio Laureà Mela de Poesía por La tierra transparente.


 Subir

- "En esencia, la imaginación no es sólo la más rara de las facultades humanas sino un impulso creador que se proyecta sobre el futuro y lanza semillas que son sueños. El que ama los libros suele llegar a sospechar que a veces las tenues realidades soñadas por los hombres se implantan verdaderamente y crecen hasta adquirir presencia. [...] Sacar de la no existencia a la existencia algo que llevara en sí las categorías platónicas, algo que tuviera parte, formara y conformara lo bueno, lo bello y lo verdadero: esa es mi ambición y mi anhelo como cazadora de versos."
(Blanca Andreu, Compostelán, 102, año X, abril 2001, tomado de www.librodenotas.com/poeticas/Archivos/001840.html).


 Subir

Y CORRÍA LA SANGRE COMO UNA ESTATUA ROTA POR LAS HABITACIONES
mientras aullaban los príncipes sapos y los armiños se escondían entre el trigo
y corría la sangre como una estatua rota en el oro del musgo
y la nieve
y potros como pajes delgadísimos se quemaban sobre la tierra espesa
y el unicornio joven hablaba de arte y prefería a Tiépolo y todo era pálido y cortés
y corría la sangre más niña sobre cabalgaduras encendidas
y los dulces lebreles inventaban el fuego pulsando caza calcinada, ardor y soledad,
Se tiñeron los muros de cárdeno cruel, las murallas del mundo de un rojo que no existe,

y caían mis manos como presas y víctimas,
sollozaban por ellas los topos en mística ceguera y los lagartos.
Y fue la sangre pureza potencial,
Dolor, ciencia y heráldica violenta
Mientras las águilas dormían la primavera lejana.

(De Báculo de Babel, 1986, en J. C. Ballesta (ed.), Poesía española reciente (1980-2000), Madrid, Cátedra, 2001, p. 213).


 Subir

CANO BALLESTA, J. (ed.), Poesía española reciente (1980-2000), Madrid, Cátedra, 2001.

CIORDIA MUGUERZA, J., Panorama de la poesía femenina española siglo XX, Puerto Rico, Mairena, 1984.

JIMÉNEZ FARO, L., Poetisas españolas: 1976 a 2001, Madrid, Torremozas, 2002.

NAVAS OCAÑA, I., "El sueño oscuro: la poesía de Blanca Andreu y la crítica", en www.cornermag.org/corner02/page02.htm

ULLÁN, J. M., "El don de otra ebriedad", en El País, 5 de abril de 2001.

VILLANUEVA, D., Historia y crítica de la literatura española. 9, Los nuevos nombres 1975-1990, Barcelona, Crítica, 1992.

VILLENA, L. A., Los postnovísimos, Madrid, Visor, 1986.


 Subir
 Subir
[Ficha elaborada por Cidália Alves dos Santos]