Enlaces

Fundación Jorge Guillén
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
Fundación Miguel Delibes
Festival du Premier Roman

Índice

A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z

MUÑOZ ROBLEDANO, Álvaro


 

MUÑOZ ROBLEDANO, Álvaro

Biografía
Obra
Premios y reconocimientos
Poética
Texto
Bibliografía
Enlaces
Email

 Subir


Nací en Madrid en 1965. Soy licenciado en Filología Hispánica (aunque preferiría no serlo), y, aunque sólo sea por el tiempo que llevo dedicado a ello, me considero librero profesional. Estoy casado y tengo tres hijos. Supongo que si mi vida hubiera sido más intensa no andaría escribiendo poemas.


 Subir



-POESÍA:

Fotografía junto al pecio (1991).
Hoteles (1996).
Cuartel de Invierno (1999).
Salvoconductos (2006).

-ENSAYO:

Ensayos, de Michel de Montaigne (2003). Introducción, notas y traducción de los sonetos de la Boètie.


 Subir

2006: Premio Café Mon por Salvoconductos (Palma de Mallorca).


 Subir

He abandonado muchas ideas; la primera, la de la creación. Luego la posibilidad de personajes, de referencias, de estructuras, de ritmo, de intenciones. Lo que surge de esas carencias es el poema. Y a veces doy en pensar que le sobra la escritura. En cualquier caso, existe.


 Subir


CATENARIA

       El turista ha caminado durante más de una hora por el pinar, sorprendido por la suavidad de la temperatura, por la facilidad con que arrastra la maleta por el sendero, por la limpieza del aire, por el silencio incrustado en la piel.
       La playa que encuentra es tal y como la había deseado: el brillo turbio del aire salino y la arena, la corporeidad de la espuma, la fragilidad de los ojos y de las uñas sometidas al sol.
       En ese mismo instante la excavadora recoge los últimos escombros del edificio que fue el hotel en que había reservado habitación.
       Queda una trama de varillas metálicas por todo presente, una señal de tráfico junto a un camino borrado.
       Paralela a la orilla está trazada la línea de algas muertas y despojos que indica el límite de la marea alta.
      El turista descansa sentado en la arena.
      Sabe que cuanto contempla es síntoma de una enfermedad.
      Pero no la siente.

(De Catenaria,publicado en la revista de creación en Internet Ariadna: www.ariadna-rc.com, en marzo de 2007).


 Subir


 Subir
 Subir